¡No es lo mismo un pirata que un corsario, ni en el siglo de oro ni ahora!

A raíz de una respuesta en un foro que sigo asiduamente sobre guitarra, donde he visto como un miembro, ha puesto un comentario indicando que se siente mal y que no sabe si es un pirata "musical". He ido a responder con mi opinión, pero como ha quedado tan larga, he preferido publicarla aquí, ya que no se si podía incomodar a alguien en el foro.

Para empezar aclararé (para quien no lo sepa) que soy informático, lo digo porque en ciertos círculos eso parece que es sinónimo de pirata (en el sentido de ladrón) y es completamente FALSO, y a mi personalmente me han etiquetado así muchas veces sin más justificación que la de saber como funcionan ciertas cosas, a pesar de que COMPRO música en iTunes, libros en Amazon y Apps de pago tanto en el PlayStore como en el AppStore, aún cuando podría obtener TODO eso sin pagar nada.

¿Entonces por qué pago? ¿Es que soy tonto o algo parecido?
Pues yo pago porque así le doy soporte a la persona/s que han hecho ese producto o trabajo, esto suena muy bonito pero es la pura verdad. Como desarrollador e informático sé lo que cuesta hacer una App y ponerla en el PlayStore, ello me hace ser capaz de valorar el trabajo que suponen las otras Apps que veo y uso, y por ese motivo prefiero comprar ciertas cosas aun pudiendo obtenerlas gratis. Es un compromiso personal.

Además de que considero que es lo justo pagar a esas personas por el trabajo que han hecho, voy más allá. Cuando les compro, lo que intento es decirles que lo que han hecho es de calidad, que me gusta y que les animo a hacer más.

Pero OJO! no soy gilipollas, compro la App, la canción o el libro cuando el precio me parece razonable. De hecho, yo deje de comprar discos en CD hace años cuando me empecé a dar cuenta, que por un CD con la canción que me gustaba y que me costaba 20 o 30€, solo tenía esa canción que me gustaba, el resto eran basura o versiones que no merecían la pena y lo que más me jodía (en aquellos momentos) era que solo traían ocho o diez canciones, cuando en un CD caben 19 o 20 (si, también pase mi época de grabar los CD con las canciones que me gustaban).

Todo eso cambio mis hábitos de consumo musicales a lo largo de los años, ahora me descargo (a veces comprando y otras descargando) una o dos canciones del artista, sólo las que me gustan, y pago sólo por las que me gustan, si el resto no me gusta, no es que no lo pague, es que no lo quiero, es decir que lo borro, porque por mucho que le duela al artista, si no me gusta NO LO QUIERO. Es decir ahora el consumidor de música (cliente) decide qué le gusta y qué no, y los productores han perdido parte de su negocio porque no pueden obligar a los clientes a comprar lo que no quieren (como pasaba hace años con todas las canciones menos UNA del CD que he comentado antes). Este es el principal motivo por el que yo hace años que no compro un CD, porque no lo quiero, solo me interesa una canción ¿porque me tienen que obligar a pagar por el resto?

Desde mi punto de vista (el de creador de software) el mercado ha evolucionado y como desarrollador me tengo que adaptar a ese mercado dándole lo que quiere o necesita. Yo no puedo decirle a mi cliente lo que tiene que comprar porque en ese caso no venderé nada. Lo mismo le ha pasado a otros mercados como el musical o el cinéfilo.

A día de hoy, las nuevas tecnologías nos permiten una interacción brutal para escuchar qué es lo que quieren y necesitan nuestros clientes, qué es lo que les gusta, qué es lo que les llama más la atención, y si yo quiero tener éxito, tengo que escucharles y ofrecerles lo que me piden.

Desde mi punto de vista hay una serie de sectores acomodados en el éxito de hace años que ven como su modelo de negocio se ha venido abajo y pretenden echar la culpa a Internet, a descargas ilegales y a supuestos piratas. Todo mentira! Es como si los enterradores se quejaran de que tienen menos trabajo porque los médicos y la ciencia permiten salvar más vidas. Lo dicho, absurdo!

Además hay un montón de estudios que demuestran que la supuesta "piratería" de descargas ilegales no hace el daño que nos quieren vender, sino que, al contrario, produce más beneficios a los productores de las obras (ojo! a los productores no a los intermediarios). Lo que pasa es que ese tipo de información no interesa que se sepa, y nos la esconden desde la maraña mediática con la que tratan de manipular a la sociedad.

Entonces ¿por qué esa animadversión hacia los informáticos o a los que descargan cosas?
Principalmente porque hay sectores que con el tiempo han quedado INÚTILES e INSERVIBLES, por ejemplo, en la música, ahora un compositor puede publicar su obra directamente en plataformas de distribución on-line y ganar dinero con ello. Como ahora el producto puede viajar directamente entre el creador y el cliente final, hay una serie de agentes intermedios que carecen de sentido ("inservibles"), como por ejemplo las tiendas físicas de música. Ojo! no me malinterpretes, NO digo que estas tengan que desaparecer, solo digo que su cuota de mercado es menor porque sus clientes ahora sólo serán aquellos que tengan interés en la música en un soporte físico; pero los que nos conformamos con tenerla en digital (que es la mayoría) ya no vamos a esas tiendas. Por lo tanto es lógico pensar, que esas tiendas tendrán que buscar alternativas comercialmente viables para adaptarse al mercado. (He puesto el ejemplo de las tiendas físicas porque creo que se entiende bien, y así evito nombrar a los que siempre ganan algún euro, que para el caso se les aplica lo mismo, ya que son "inservibles").

Estos sectores que han quedado "inservibles", tienen un inmenso poder gracias al dineral ganado en sus años de bonanza y lo que están intentando es, en vez de adaptarse al nuevo mercado como todo hijo de vecino, pretenden OBLIGAR al mercado a seguir pagando por lo que NO quiere, ¿cómo? pues tirando de su telaraña de enchufes ganados en los años de bonanza y pretendiendo que se creen leyes contra Internet, contra las descargas, contra los enlaces y en definitiva contra la libertad de expresión (léase ley Lassalle, PIPA, SOPA, HADOPI).

De todo esto deriva esa "mala fama" hacia las descargas, ya que los "inservibles" han creado una campaña mediática contra las descargas usando su enorme poder.

Gracias a Dios, es una batalla que tienen perdida de antemano, lo único triste es que mientras se batalla, "ellos" (los "inservibles"), siguen haciendo dinero, menos que antes, pero siguen chupando gracias a sus contactos; y de ese dinero los verdaderos creadores y verdaderos músicos no ven ni un duro!

Algunos de los problemas de la música
Creo que uno de los problemas que tiene la música (y también el cine) es que tiene muy asimilado el concepto de "super-estrella", es decir creo que hay mucha gente cuyo sueño es ser una estrella de la música o cine, porque es lo que nos han vendido y metido por los ojos desde pequeños. Es decir, mucha gente aspira ser como las estrellas que todos conocemos; la idea es hacerse famosísimo, ganar muchísimo dinero y vivir en tu mansión de Miami dedicándote a componer "la música" que "te gusta". ¿Se ve por donde voy? Me explico, en esa concepción creo que hay dos errores (al menos):

  • Hacer "la música" que "te gusta", estás implicando dejar de lado al público, ¿cuantos artistas que viven en Miami hacen eso? Me voy a callar nombres, pero se me vienen a la cabeza varios que empezaron en la calle o en un antro, pero con una conexión enorme, no sólo con sus fans, sino con los sentimientos de TODO el mundo; y que ahora solo sacan basura comercial desde sus mansiones que se escucha hasta el aburrimiento durante el verano y al año siguiente nadie se acuerda.
  • La concepción de "super-estrella", todos lo hemos visto, ¿en que cabeza con un mínimo de lógica cabe entender que una estrella de la música viva en sus mansiones americanas evadiendo impuestos en su país de origen? Y que un médico que salva vidas tenga que gastarse sus ahorros para hablarle al mundo sobre los avances que ha hecho en la cura de una enfermedad.

Por favor que nadie me mal interprete, todos sabemos que esto es la ley de oferta y demanda. Y también todos sabemos que la mayoría de la gente aspira a ser rico. Pero ¿no es más lógico que el músico gane dinero para vivir justa y honradamente? como todo hijo de vecino. Creo que esa es la concepción correcta. Que a las personas se les pague por su trabajo, NO por logros que hizo en el pasado (y que es de lo que viven en las "mansiones" con ayudas de patentes y demás triquiñuelas).

Pero es que (casi) todo el mundo quiere su mansión de Miami, no sólo los músicos...
Sí, eso es un problema extendido, no sólo los músicos aspiran al pelotazo, también los actores de cine, y los políticos, y los banqueros, y si ... también los desarrolladores de software.

Afortunadamente hay gente que se está dando cuenta de los errores de esas concepciones y están buscando alternativas, incluso a menudo costándoles dinero de sus ahorros o de su tiempo, y estas personas ofrecen su trabajo, su tiempo y su ilusión gratuítamente, sin esperar a nada cambio, o como mucho la voluntad para ayudar a sufragar los costes del mantenimiento. Esta gente es la que mueve el mundo, no los de las mansiones. Y por esta gente son por los que yo si estoy dispuesto a pagar, porque ellos SI lo valen. Como ejemplos hay miles, no puedo poner todos los que conozco... es imposible:

  • Toda la gigantesca comunidad de Software Libre que gracias a los cuales tenemos tantísimo software de calidad (¿te suena Firefox, Linux, Audacity, AviDemux, Apache, Blender, WordPress, ..., ..., ..., ..., ..., ..., ..., ..., ..., ...).
  • El portal de GuitarraViva (cuyo foro ha dado origen a este post) y donde puedes aprender a tocar la guitarra gratis. Gracias a Carlos Asensio.
  • La comunidad musical de Jamendo, donde todos pueden publicar su música, descargar y escuchar; y además han sabido encontrar un hueco en el mercado.
  • ... no voy a poner más porque no quiero hacer este post infinito, espero que se entienda.

Ahí lo dejo yo por hoy. ¿Y tu que opinas?

Notas finales:
He preferido utilizar "inservibles" en vez de "inútiles" porque creo que tiene menos connotaciones negativas, aunque en la primera redacción del texto la palabra que mejor describía mi idea era la segunda. Ojo! No me malinterpretes, cuando hablo de esos sectores "inservibles" no lo hago en sentido despectivo ninguno, simplemente digo que esos sectores ya no sirven como antes porque el mercado ha evolucionado (y porque "ellos" no se han querido adaptar).

Respecto al título del post, hace referencia al genial libro de "Piratas" de Alberto Vázquez-Figueroa, donde se explica de manera magistral la diferencia entre pirata y corsario. Muy brevemente, los piratas saqueaban los buques españoles que volvían a España cargados de riquezas, mientras que los corsarios eran "piratas" pagados por sus respectivas coronas (ingleses, franceses y holandeses) para hundir todo buque español de forma que se impidiera que el reino de España se hiciera cada vez más y más rico a base de las riquezas de sus colonias del nuevo mundo. Los corsarios se limitaban a enviar los galeones al fondo del mar (eran los "terroristas del estado" de la época). Esto hacia que los auténticos piratas los aborrecieran, ya que la destrucción indiscriminada de riquezas, que de otro modo podían favorecer a muchas gentes sencillas, se les antojaba un despilfarro. De hecho los auténticos piratas ayudaban a las gentes pobres.

Yo opino que los "inservibles" son ahora los corsarios de antaño. Sólo les importa destruir.

Recomiendo encarecidamente el libro.