¿Cómo podría nadie volver a confiar en Microsoft nunca más?

Me parece importantísimo lo que se explica en este artículo de Glyn Moody, por lo que me he tomado la molestia de traducirlo personalmente. NO es una traducción automática, ni tampoco he hecho una traducción literal (si esperas eso, mejor vete a la fuente original), he traducido el artículo expresando las ideas como he considerado que mejor se ajustan a lo que el autor dice, e incluso añadiendo algunas anotaciones en las cuestiones que considero que podían no entenderse correctamente. A continuación el artículo traducido:

Edward Snowden

Edward Snowden

A partir de los detalles revelados por Edward Snowden en el periódico "the Guardian" sobre el espionaje norteamericano, los usuarios que sepan leer entre líneas, pueden aprender muchas cosas. Por una parte se desmorona el argumento norteamericano de negar los hechos repetidamente ofreciendo su propia versión de la historia; ya que por primera vez Edward nos ofrece detalles sobre lo ocurrido, que antes sólo conocíamos por medio de filtraciones y rumores, si es que llegábamos a enterarnos.

Por otra parte, las prisas y los cambios constantes en la versión oficial de los hechos por parte del gobierno norteamericano, son la confirmación, por sí alguien aún tenia alguna duda, de que los datos de Edward Snowden son importantes.

Pero quizás lo más importante de todo, es que los periodistas por fin se han atrevido a realizar preguntas que deberían haber realizado hace años o incluso décadas.

Instalaciones generales de la NSA en Fort Meade, Maryland.

Instalaciones generales de la NSA en Fort Meade, Maryland. Wikipedia

Y todo esto ha desembocado en una serie de interesantísimas historias sobre el espionaje de la NSA (agencia nacional de seguridad americana), muchas de las cuales contienen datos concretos que casi son tan importantes como la historia principal. Como por ejemplo esta noticia que ha aparecido este fin de semana en "Bloomberg".

A parte de otras cosas, me resulta destacable lo que trata sobre Microsoft y su grado de responsabilidad e implicación por haber estado ayudando a la NSA a espiar a todo el mundo. Por supuesto esto no es nada nuevo, ya en 1999 se conocieron las "puertas traseras" que traían programados los Windows:

Un descuido por parte de los programadores de Microsoft ha revelado que hay software específicamente desarrollado por la NSA introducido secretamente en Windows. Estos programas de acceso remoto de la NSA han sido programados en todas las versiones del sistema operativo Windows actualmente en uso, exceptuando las primeras versiones de Windows 95 (y las anteriores) -Nota del Traductor: Es decir desde hace ya 18 años.-

Este descubrimiento es equiparable a las revelaciones de principios de año, de que otro gigante del software americano, Lotus, había incluido puertas traseras en su sistema "Notes" para proveer información de "ayuda" a la NSA; o equiparable a la importancia de la noticia de que ciertas funciones de seguridad, en otros sistemas de software, habían sido modificadas (debilitadas) intencionadamente.

Más recientemente, ha habido noticias sobre Skype, que fue comprada por Microsoft en mayo del 2011. Y en 2012 hubo discusiones sobre si Microsoft modifico la arquitectura de Skype para hacer más fácil la interceptación y seguimiento de conversaciones (la compañía incluso ha patentado la idea) y las últimas filtraciones parecen confirmar que estos temores estaban bien fundados, tal y como apunta Slate.

Hay muchos detalles llamativos en el articulo del Washington Post sobre PRISM y sus capacidades, pero hay una parte en particular que pone los pelos como escarpias. El periódico cita una presentación PowerPoint alto-secreto de la NSA, e indica que la agencia tiene una "Guía para la recolección de datos de Skype" (“User’s Guide for PRISM Skype Collection”) que esboza como se pueden escuchar las conversaciones de otras personas sin que lo sepan en Skype "cuando uno de los intermediarios de la llamada es un teléfono normal y para cualquier combinación de 'audio, video, chat y transferencia de archivos' cuando uno de los usuarios este conectado por ordenador".

Pero incluso todo esto queda insignificante comparado con la última información ofrecida en Bloomberg:

Microsoft Corp., la compañía de software mas grande del mundo proporciona a las agencias de inteligencia información sobre los fallos de seguridad en su conocido software antes de que se publiquen los parches, según han informado dos personas familiarizadas con el procedimiento. Esta información puede ser usada para proteger los ordenadores del gobierno, pero también para acceder a los ordenadores de los terroristas o fuerzas militares enemigas.

Frank Shaw

Frank Shaw

En Redmond, tanto Microsoft como otras compañías de seguridad en Internet han sido conscientes de este tipo de "preaviso" al gobierno americano para explotar las vulnerabilidades de su software, que ha sido vendido a gobiernos extranjeros, según dos informadores del gobierno que prefieren permanecer en el anonimato ya que el tema es confidencial. Además Microsoft no pregunta, y no puede saber cómo usa el gobierno estas "herramientas". La respuesta de Microsoft la ha dado Frank Shaw, portavoz, diciendo que esas versiones del software se realizaron en cooperación con varias agencias, y que están diseñadas por el gobierno para ofrecer una "rápida solución" para gestionar y reducir los riesgos.

Así pues, pensemos por un momento...

Las compañías y los gobiernos compran software de Microsoft, dependiendo de la compañía para crear programas seguros y fiables. Todo el mundo sabe que ningún software esta completamente libre de fallos, y los bugs se encuentran frecuentemente en el software de Microsoft (igual que en el software libre, por supuesto). Así qué el problema no es "¿qué software tiene fallos?" porque cualquier código, por pequeño que sea, los tiene. El problema está en la gente que produce ese software y como responden por él.

Las compañías y los gobiernos quieren que los fallos se corrijan lo antes posible, de manera que no puedan ser explotados por los criminales y provoquen daños en sus sistemas. Pero ahora sabemos que una de las primeras cosas que hace Microsoft es enviarles información sobre sus vulnerabilidad a "múltiples agencias" (seguramente incluidas la NSA y la CIA). Y además ahora sabemos que "estos tipos de avisos permiten al gobierno americano explotar las vulnerabilidades en el software vendido a los gobiernos extranjeros".

Y te recuerdo que "gobiernos extranjeros" son todos los países europeos además del resto (de hecho el gobierno inglés ha estado espiando "de manera amistosa", lo cual quiere decir que todos lo hacen). Además sería estúpido pensar que las agencias de seguridad del gobierno americano solamente han usado el conocimiento privilegiado de estos fallos para entrar en sistemas gubernamentales; ya que el espionaje industrial forma parte del ya antiguo sistema de vigilancia "Echelon", y no hay razón para pensar que el gobierno americano se contenga en estos aspectos a día de hoy (en todo caso, habrían intensificado su espionaje).

Todo esto significa que es altamente probable que las vulnerabilidades de los productos de Microsoft han sido usadas normalmente para para entrar en sistemas de gobiernos y empresas extranjeras con diferentes propósitos de espionaje. Así qué cada vez que una empresa instala un nuevo parche de Microsoft para arreglar los fallos de seguridad, seguramente alguien habrá usado esas vulnerabilidades para nefastos propósitos.

Las implicaciones de todo esto son realmente importantes. Las compañías compran productos de Microsoft por muchos motivos, pero ellos asumen que Microsoft hace todo lo que puede por protegerlos. Pero a la vista de los últimos hechos, todas esas suposiciones son mentira: Microsoft consciente y regularmente pasa información sobre como entrar en sus productos a las agencias norteamericanas. Lo que se hace con esa información es, por supuesto, secreto, pero no por ser asuntos de "terrorismo" sino porque es muy probable, que sea ilegal todo lo que hacen contra los gobiernos y empresas extrajeras.

Todo esto no es más que una enorme traición a la confianza que los usuarios han depositado en Microsoft, y dudo mucho que ningún informático pueda recomendar seriamente el uso de los productos de Microsoft, ahora que todos sabemos que son el objetivo de los ataques desde las agencias gubernamentales americanas, y que conocemos las enormes perdidas que pueden provocar a las compañías (tal y como ocurrió con Echelon). Pero hay otro interesante punto de vista. Aunque no se ha escrito mucho sobre ello (me incluyo, lo lamento) un nuevo acuerdo legal europeo que trata a los atacantes online, que tiene los siguientes aspectos:

El texto pide que los estados miembros europeos establezcan penas de prisión no inferiores a dos años para los crímenes de acceso ilegal o alteración de sistemas de información, alteración ilegal de datos, interceptación ilegal de la comunicaciones o producir y vender herramientas que permitan realizar estos actos.

"Acceso ilegal o alteración de los sistemas de información" parece ser precisamente lo que está haciendo el gobierno americano a los sistemas extranjeros y seguramente también los europeos. Lo cual indica que en el gobierno americano habría culpables según estas nuevas regulaciones. Pero quizás Microsoft también sea culpable ya que es quien provee las herramientas para el "acceso ilegal" en primer lugar. Y hay otro aspecto, supongamos que los espías americanos usan los fallos de los productos Microsoft para irrumpir en un sistema, y a través de este, espiar a un tercero. Sería posible que la compañía espiada en primer lugar fuera acusada de todos los crímenes realizados desde sus sistemas sin tener conocimiento de nada de lo que ocurría, pero siendo culpable. Probar la inocencia aquí seria muy difícil ya que sería ineludible que los sistemas de esa compañía fueron usados para espiar.

Por último, ese riesgo es otra buena razón para no volver a usar nunca más ningún software de Microsoft, ni ningún otro software que creen a partir de ahora durante varios años. No es sólo que el software libre sea más barato (especialmente ahora que tenemos en cuenta el coste dañino que implica el uso del software de Microsoft), sino que además está mejor escrito, es más rápido, es más eficiente y más seguro, pero por encima de todo, lo más importante es que el software libre respeta a los usuarios otorgándoles el verdadero control de sus máquinas.

Esto también te libra de los problemas de que la empresa que te proporciona el software, por el que tu has pagado, este permitiendo a otros acceder a tus sistemas en tu perjuicio. Después de todo la mayoría de los programadores que se encargan de corregir fallos en el software libre tienen muy poco aprecio por la autoridad gubernamental, así que están completamente en contra de permitir las vulnerabilidades que quiere la NSA y que Microsoft les ha facilitado.

 Después de todo esto, que no es nada nuevo para algunos, yo me pregunto otra vez ¿cómo pueden tener las administraciones públicas españolas la cara dura de seguir justificando la compra de software de Microsoft?

La ESTAFA de la formación continúa de los profesores

Que el proceso de las oposiciones de educación en España es una estafa, es una opinión que dependiendo de a quién se le pregunte te dirá que está de acuerdo o no. Pero lo que es seguro es que es un tema bastante sensible y cuando sale en una conversación entre dos personas con opiniones contrarias, suele salir un debate (discusión) acalorado donde normalmente una de las partes (si no las dos) suele terminar alzando la voz (y por lo tanto perdiendo toda credibilidad), en vez de ser capaces de dialogar y exponer cada uno sus argumentos de forma razonada y justificada. En cualquier caso ese tema lo trataré para un post futuro. En este post quiero hablar sobre la estafa de la formación continúa de los profesores.

Todo lo que yo voy a comentar, lo hablo por conocimiento en primera persona, no me lo ha contado un amigo, ni le ha pasado a un primo mío, sino que lo he tenido que aguantar (y muchas veces sufrir) a lo largo de mi trayectoria.

Para los que no lo sepan, la administración educativa, se supone que quiere ofrecer un buen servicio a sus usuarios, QUE SOMOS TODOS, ya que la financiamos con nuestros impuestos (es decir que los usuarios NO son SOLAMENTE alumnos y profesores). Se supone que la administración educativa debe querer ofrecer a los alumnos los mejores y más cualificados profesionales de la docencia en sus respectivos campos, ya que los mejores profesores formarán mejor a los alumnos, que al fin y al cabo son la base y el futuro de nuestra sociedad; y con una base de jóvenes profesionales con buena formación TODA la sociedad española se vería beneficiada.

Para lograr que los profesores tengan una buena formación, es necesario que estén permanentemente estudiando y aprendiendo, para favorecer esto, la administración creó un sistema de puntos, de manera que los profesores que más formación realicen, tienen más puntos y por lo tanto se les da preferencia en diferentes cuestiones, como por ejemplo elegir centro/ciudad donde trabajar (entre otras muchas cosas).

Viendo este funcionamiento, podemos distinguir tres partes implicadas en el sistema de la formación de los profesores, a saber:

  1. La administración, que entre otras cosas debería vigilar por tener a los profesionales mejor cualificados, cosa que NO hace, ya que se limita a imponer normas de funcionamiento, pero no vigila porque se cumplan correctamente, o peor aún, impone normas para que los profesores jóvenes y mejor cualificados no desbanquen a profesores interinos que llevan muchos años pero que no han sido capaces de aprobar ni una oposición.
  2. Los profesores, que como en todos los colectivos, hay personas buenas y regulares (lo dejo ahí!). Es importante entender que los profesores son personas, y como todos, lo que quieren es progresar y avanzar personal y profesionalmente. Los profesores son los que se tienen que costear la formación de SU propio bolsillo, y emplear SU tiempo en formarse, la administración no les paga ni les remunera por ello, y por ese motivo se ideo el sistema que puntos, para que los profesores tuvieran un incentivo a la hora de continuar formándose. Pero NO se les puede exigir a ellos las responsabilidades que le corresponden a la administración, como por ejemplo velar porque esa formación sea real.
  3. Las empresas de formación, que como toda empresa esta para ganar dinero, y para lograrlo hace un estudio de lo que necesitan sus clientes y se lo da. ¿Quienes son sus clientes? los profesores, que son quienes pagan de su bolsillo, y que acuden a ellas para recibir cursos con un título (este país adolece de titulitis) para que la administración les reconozcan los puntos y por lo tanto puedan mejorar profesionalmente.

Aquí hay que aclarar que normalmente los profesores que compran los cursos a esas empresas mencionadas suelen ser opositores a plazas de educación. Normalmente los profesores que ya tienen plaza (excepto sí necesitan puntos con rapidez) suelen conseguir los puntos por medio de los CEP, como comentaré más abajo.

¿Se ve cual es el problema?
Lo explico, el proceso de formación continua del profesorado se ha convertido en una mera transacción económica, los profesores pagan a las empresas, estas les dan el título y la administración reconoce los puntos. ¿Dónde a quedado la evaluación de los conocimientos de los profesores? ¿Se les presupone que por haber pagado ya han aprendido los contenidos del curso? ¿A quién queremos engañar? Este proceso se ha desvirtuado tantísimo, que ya se ha convertido en una simple compra de puntos, NO HAY FORMACIÓN NINGUNA. ¿Quieres pruebas de esta estafa? Muy bien, las doy:

  • Empresa AFOE Formación, esta empresa presidida por un profesor de la Universidad Pablo de Olavide es muy conocida entre los opositores a educación, ofrecen cursos normalmente de entré 30 a 100 horas y homologados por el Ministerio o por la Consejería de Educación (lo cual sólo sirve para asegurarte que después te cuentan los puntos en la administración, pero NO son NINGUNA garantía de calidad en absoluto), los cursos se realizan en un plazo de tiempo fijo, pero si pagas, puedes matricularte en el curso hasta unos días antes de que termine (es decir que ellos mismos son conscientes de lo simples que son sus cursitos); los cursos son completamente on-line, una vez que has pagado y se inicia el curso, puedes acceder a una página web donde te descargas el curso que es un PDF y tienes que realizar unas tareas, que son unos cuestionarios (normalmente tipo test) y una redacción de una actividad, en dos tardes lo tienes todo completado y enviado, cuando acabe el plazo del curso te mandan tu título a casa. No existe absolutamente ningún control sobre que el profesor realmente haya adquirido ningún conocimiento, ni haya aprendido nada, de hecho ni siquiera se controla que el profesor que recibe el título sea quien lo ha realizado. Es muy típico en los grupos de preparación de oposiciones que varios opositores se agrupen, y se repartan las tareas de varios cursos, de forma que cada uno hace un curso, le pasa las respuestas a sus compañeros y recibe de los compañeros las respuestas de otros cursos. Los cuestionarios se completan en un momento usando la función de "buscar" del PDF, y la actividad a redactar es tan sencilla que no es necesario ni leer el PDF para hacerla. En resumen, hay profesores que ni siquiera saben de que va el curso, pero tienen su titulito y por lo tanto sus puntos. Es una opción interesante para opositores; pero ¿es justo valorar esos conocimientos a esos opositores y profesores?
  • Otro ejemplo mejor aún, la empresa Campus Docente, cuyos títulos vienen firmados por la Universidad Camilo José Cela y también están homologados por el Ministerio (que igualmente NO es NINGUNA garantía de calidad), este es mejor aún porque los cursos los puedes realizar en menos tiempo que la anterior, la dinámica es similar, una vez que has pagado te dan acceso a una web de donde descargas el PDF (pero en este caso ni siquiera eso es necesario), desde la misma web rellenas unos tipo test que se auto corrigen solos, pero es una aplicación tan cutre que sí rellenas todas las preguntas excepto la última y le das a enviar, te dice las respuestas correctas y erróneas sin que te contabilice la evaluación, luego corriges las erróneas y le das a enviar, en una tarde tienes rellenados y evaluados todos los tipo test y sin ni siquiera haber descargado el PDF. Realmente una opción muy interesante si eres opositor, consigues los puntos perdiendo poco tiempo y sin marearte; pero ¿es justo valorar esos conocimientos a esos opositores y profesores?

Yo no creo que sea justo valorar esos méritos si pretendemos dar un servicio de calidad, además ¿que sentido tiene la valoración en las oposiciones del apartado de formación continúa si todos esos puntos se pueden comprar? Lo qué están haciendo es limitar las posibilidades de sacarse la plaza a las personas con menor poder adquisitivo. Pero NO están consiguiendo que logren plaza los mejores profesores. Por lo tanto ya se está empezando a ver que el sistema concurso-oposición de educación deja bastante que desear.

Pero si te piensas que toda esta mierda sólo salpica a las oposiciones, opositores y futuros profesores, estas muy, pero que muy equivocado, a los profesores ya en activo también les afecta, verás, aquellos profesores que se sacan la plaza o que quedan como interinos, continúan con los alicientes de la obtención de puntos para mejorar profesionalmente. Y aquí entran en juego los Centros del Profesorado (los famosos CEP).

¿Qué es un CEP?
Un CEP es un organismo dependiente de la administración educativa (en el caso de Andalucía, la Consejería de Educación) que aglutina recursos para el conjunto de profesionales de la educación de un ámbito territorial concreto, por ejemplo si a un interino lo destinan a un instituto de Sevilla, puede pedir asesoramiento o formación al CEP de Sevilla, si al año siguiente te destinan a un centro de Málaga, pues lo mismo pero lo pedirías al CEP de Málaga. Los CEP además son muy interesantes porque en el apartado de cursos, muchos de los mismos los imparten los propios profesores, es decir que en el CEP los profesores dan cursos a otros profesores.
En general los cursos de los CEP, los que yo he conocido, merecen la pena, al ser impartidos por profesores, estos se esmeran y esfuerzan en ofrecer un servicio de calidad a sus colegas. Y los cursos del CEP que he recibido que no fueron impartidos por profesores, se los encargaban a una Universidad, y también fueron buenos cursos donde se aprendía mucho.

¿Cuál es el problema de los cursos de los CEP?
Los cursos de los CEP tienen un importante problema y es que NO realizan absolutamente NINGUNA evaluación, es decir que cualquier profesor en activo que se apunte a un curso del CEP, para recibir los puntos lo único que tiene que hacer es ir a las clases y firmar como que ha asistido, acto seguido algunos se van. Esto lo he visto yo muchísimas veces y me parece una vergüenza, por varios motivos:

  • Los cursos de los CEP tienen plazas limitadas, si una plaza la ocupa uno de estos profesores que sólo va, echa la firma y se marcha, ese profesor esta estafando dos veces, la primera a la comunidad educativa y a la administración, y la segunda a otro profesor que sí podía haber ocupado esa plaza en el curso y haberla aprovechado en condiciones.
  • Esos profesores están estafando a toda la sociedad porque al fin y al cabo el CEP es dependiente de la administración educativa, por lo tanto recibe dinero de la misma, y ese dinero LO PAGAMOS TODOS con nuestros impuestos, dinero que ese profesor que se ha marchado después de firmar, está malgastando.
  • Y también esta estafando a todos sus compañeros, ya que va a recibir unos puntos que no le corresponden, por lo tanto se situará por encima de otros compañeros a la hora de elegir destino, cobrar antigüedades y demás beneficios.

Por lo tanto, con este panorama, está más que claro que la administración NO está velando por tener a los mejores profesionales en sus aulas, porque como he explicado

  1. Los puntos que contabiliza en la fase de concurso en el concurso-oposición para acceder a una plaza de funcionario SON UNA COMPLETA ESTAFA porque son un negocio y no representan en absoluto la formación de los candidatos. De la misma forma, también valoran con puntos las publicaciones o artículos de investigación que tengan los candidatos y que funcionan de manera muy similar (dan para hacer otro post) ya que estas publicaciones también se realizan por medio de las mismas empresas que dan los cursos comentados (por ejemplo AFOE tiene Hekademos); por lo tanto más estafas (como si no tuviéramos suficientes en este país).
  2. Y los puntos que se contabilizan para asignar los puestos, controlar las antigüedades, y ordenar en definitiva a los docentes por una escala de valores según su valía, también está COMPLETAMENTE AMAÑADA por como he explicado sobre la obtención de los puntos de los cursos, tanto en las empresas como en los CEP.

Algunas personas pueden alegar que debería ser responsabilidad de los profesores su formación, y que deberían ser buenos profesionales y encargarse ellos de aprender y aprovechar los cursos que o bien los pagan ellos, o bien se les dan. Esto es cierto, y somos muchísimos profesionales de la educación los que nos encargamos de continuar formándonos a diario, de aprovechar cada minuto de cada curso que nos dan o que pagamos, pero eso no quita la INJUSTICIA que hace la administración cuando le cuenta los mismos puntos a un sinvergüenza que sólo ha ido a las clases para firmar, que los puntos que me cuenta a mi que he aprovechado el curso al 110%.
Si a esto último añadimos que hay profesionales (por llamarlos alguna forma) de la educación que NUNCA han aprobado la oposición, que entraron por una lista y que han acumulado puntos por antigüedad y por los mecanismos descritos, el panorama se hace más desolador e injusto aún si cabe.

Desde estas líneas quiero recalcar que no pretendo atacar a las empresas mencionadas arriba, ellas ofrecen un servicio completamente legal y están en su derecho de ofrecer a sus clientes el producto que necesitan (los opositores quieren sus puntos y que no les hagan perder el tiempo con tonterías) de hecho si eres opositor y no tienes todos los puntos ¿a qué esperas para comprar los que te falten? Puedes acudir a alguna de las que yo te he hablado o a cualquier otra de las muchísimas que hay, al final todas son similares, el curso que compres no servirá de nada, simplemente estas comprando los puntos y si tu no lo haces, otro opositor que sí lo haga te quitará tu plaza. La única responsable de esta estafa es la administración que es la que no está controlando que esos cursos merezcan la pena, que se evalúen como es debido, y que sólo se de puntos a quienes se lo merezcan.

Tampoco es mi intención atacar a los CEP (hacen una importante labor), aunque sí que se merecen un tirón de orejas, pues siendo compañeros docentes, deberían controlar mejor el uso que se da a los recursos que ellos gestionan, pues al fin y al cabo los sinvergüenzas que he mencionado arriba y que no aprenden nada, están perjudicando a TODA la comunidad educativa y creándonos una fama que NO nos merecemos a los profesionales que SÍ hacemos bien nuestro trabajo y que somos muchos. Mi principal recomendación es que prediquen con el ejemplo, y que sólo den los títulos de los cursos a aquellas personas que además de asistir a todas las clases completas del curso, también sean capaces de aprobar una evaluación de los contenidos aprendidos (y sí, estoy hablando de hacerles exámenes). No podemos permitir que la comodidad o el "colegueo" nos haga dejar de lado la profesionalidad, y el hecho de que en el CEP seamos todos docentes y profesionales de la educación NO nos exime de la responsabilidad de tener que estudiar los contenidos que queremos adquirir, y el que no los estudie porque no tenga tiempo o porque no pueda, pues NO merece el título ni los puntos. NO podemos permitir que continúen entrando más incompetentes en la educación pública; nuestra sociedad se merece sólo a los mejores profesionales, el resto a correr que el mundo es "mu" ancho.

Quiero terminar el post de manera positiva, y para ello diré que hay muchísimos profesionales en la educación que además de hacer un trabajo excepcional, se continúan formando día tras día. Hay muy buenos mecanismos para formarse, lo triste es que la administración educativa NO valore esos esfuerzos, o los valora igual (o muy poco más) que los que se pueden comprar, descritos anteriormente. Algunos mecanismos de formación que sí merecen la pena (al menos por lo que yo he conocido en mi experiencia) son:

  • Las universidades, sacándote otro Grado, o realizando un Máster de especialización. En estos casos, la administración si los valora, pero desde mi punto de vista no lo suficiente, teniendo en cuenta el coste económico y en tiempo que supone la realización de estas actividades. Sin duda alguna son la mejor opción para continuar con la formación. Actualización: Ojo con los másters, si quieres que estos te cuenten como puntos en el baremo de las oposiciones, tienen que ser títulos oficiales registrados en el Registro de Universidades, Centros y Títulos (RUCT), en caso contrario (cómo por ejemplo los másters propios de las universidades) no te valdrán para las oposiciones.
  • Los cursos de Formación Profesional, son una herramienta genial para ampliar formación, pero por desgracia la administración no los valora NADA ya que los puntúa igual que los cursos comprados, y no tiene en cuenta el esfuerzo de tiempo que supone realizarlos (mínimo dos años). En cualquier caso si eres interino y te quedas en paro pueden ser una buena opción para mejorar tu formación práctica en algún tema, aunque la administración luego no te lo reconozca :-(.
  • Los cursos del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación para el Profesorado (INTEF) he podido realizar un par de ellos, requieren algo de dedicación (de hecho no todos los matriculados obtienen el "Apto", ver imagen abajo), pero nada que ver con los dos anteriores; merecen la pena y si ya eres docente te recomiendo estar atento a su oferta formativa. Lástima que la administración tampoco los valore, ya que los considera iguales que los cursos comprados.
Aptos sobre matriculados en Febrero de 2013 en cursos del INTEF. Fuente: http://formacionprofesorado.educacion.es/

Aptos sobre matriculados en Febrero de 2013 en cursos del INTEF. Fuente: http://formacionprofesorado.educacion.es/